¿Por qué leer?

Imagen de PixaBay.
Desde hace mucho tiempo, siempre nos han dicho que es muy bueno leer, ya que de esta manera, no sólo tendremos temas interesantes al momento de entablar pláticas con nuestros amigos o conocidos, sino que también, se acrecentará nuestro vocabulario. Además de todo ésto, hay más razones por la cuáles es buena idea hacernos con este hábito.

  • La lectura ejercita el cerebro.
Crease o no, leer modifica la estructura del cerebro, creando nuevas conexiones entre las neuronas y reforzando aquellas uniones que están deterioradas. Te brinda mayores beneficios leer un buen libro que ver el maratón de tu serie favorita en la televisión.
  • La lectura estimula la imaginación.
Al leer, imaginas el entorno de los personajes, sus rasgos físicos, su indumentaria; absolutamente todo. Además, es un ejercicio muy divertido.
  • Leer mejora la concentración.
No solo para leer en sí. Al mejorar la concentración, se mejoran habilidades utilizadas de manera cotidiana en el trabajo, en la escuela, la casa, etc. Además, es un excelente ejercicio para el cerebro.
  • Leer te relaja y te calma.
En los tiempos actuales en donde estamos expuestos a sonidos e imágenes de manera constante y a lo largo de todo el día, leer te da unos minutos de paz interior para poder calmarte y bajar tus niveles de estrés y ansiedad; pero debes leer con regularidad, pues su efecto no es -desgraciadamente- inmediato.
  • Aumenta la creatividad.
Actualmente, poder ser diferenciado del resto es crucial, sobre todo si tus actividades tienen que ver con profesiones relacionadas.

¿Cómo aprender a leer bien?


De inicio, puede parecer una pregunta sencilla pero no lo es, tomando en cuenta que el hábito de la lectura es algo que no esta arraigado en nuestra sociedad actual, partiendo del punto que ahora lo que más se consume es en formato de video.

Al inicio, si no tienes la costumbre de leer, será difícil que te acostumbres. Bueno, inicia con una lectura sencilla de algún tema que te interese. Así será más fácil. Con el paso del tiempo, puedes "subir el nivel de dificultad", leyendo cada vez, lecturas menos fáciles, para que puedas concluir con libros "grandes" o de lectura especializada.

No importa si lees en papel o en electrónico. Lo importante es que leas.